La familia de Caillou


Los días de este noviembre se me pasaron volando, sin explicarme bien cómo ni haciendo qué...Camilo estuvo complicado con unas picaduras horribles (tomando antialérgico y con aplicaciones tópicas de antibiótico) se acerca diciembre y es tiempo de decisiones laborales y, en el medio, nos fuimos a visitar a la abu en Piriápolis. Además "perdí" a mi confidente de los últimos meses porque mi cuñada se reintegró a su trabajo y nos vemos poquísimo (te extraño cuñada!!!)
Lo cierto es que caí en la cuenta de que hacía veinte días que no escribía ni una palabra en mi "Ciruela" y no por falta de ánimo sino porque suelo ser poco disciplinada cuando estoy ansiosa. Bueno, la verdad sea dicha, suelo ser poco disciplinada, punto. De hecho, no quiero hacer un racconto prolijo de las últimas tres semanas, este espacio se lo voy a dedicar a la familia de Caillou.
"Caillou" es una serie animada que trasmite Discovery kids, casi a la medianoche. Mi hijo adora al personaje no sólo porque es colorido y tierno sino porque es un momento que comparte con papá. Sólo con papá. Repiten, comentan, analizan y se perfeccionan en la exégesis de las situaciones cotidianas planteadas en la serie a un nivel poco convencional. Entonces, comencé a prestarle atención y descubrí que lo que yo veía en la historia era bastante diferente de lo que veía y comentaba papá.
Yo veo una madre que desde que nació su segundo bebé dejó de trabajar fuera de casa  para compartir más tiempo con sus hijos. En ocasiones se la presenta ocupada con una computadora personal, mientras prepara el almuerzo y sus niños juegan en el jardín. Veo una madre que lee y se preocupa por cada una de las rutinas cotidianas, que comparte las tareas de la casa con un padre muy presente que, no sé cuándo trabaja, pero pasa la aspiradora y lava la loza como el mejor. Veo una madre que acompaña sin agobiar y tiene una paciencia infinita frente a los caprichos de los hijos. Y aunque me crispa un poco que sea tan controlada y siempre tenga expresión de alma zen, en términos generales me gusta los valores que trasmite. Tampoco puedo pedirle a una ficción animada más de lo que pueda dar, y no es que le haya dedicado estos veinte días a la reflexión sobre un dibujo, pero no creo que sea la historia de un padre y su hijo de cuatro años -para Federico la madre es insustancial en el relato. Lo siento amor, es la historia de una "familia". Es sorprendente lo que puede revelar la ficción, si no, hagan la prueba, sienten al marido a mirar Caillou, a ver qué es lo que ve...

Anónimo –   – (17 de diciembre de 2012, 23:52)  

q bonitaaaa paginaaa

Anónimo –   – (17 de diciembre de 2012, 23:53)  

q bonita historia muak

Paula  – (18 de julio de 2013, 20:09)  

Es curioso estar respondiendo estos comentarios tanto tiempo más tarde (casi les festejo el aniversario...) pero Ciruela estuvo "dormida" por un tiempo. Gracias por pasar y comentar!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP